Información

Hoteles

Mapas
Arte Románico
Museos
Bibliotecas

Turismo

Picos de Europa
Rutas
Las Médulas
Ruta valle de Oza
Los Ancares
Garganta del Cares
Ruta Celta
Ruta Jacobea
Valle del Silencio
Omaña
Castillos
Rios
Escaladas
Babia
Las Pallozas
Camping

Pueblos

Cistierna
Valmartino
Quintana de la Peña
Productos leoneses
Gastronomia

Comarcas Leonesas

 

Folclore

Bailes
Tradiciones

Pendones leonesses

El Habla leonesa
Esquí
Pajares
San Isidro
Leitariegos
 
TODOS LOS PUEBLOS LEONESES

La Catedral y palacio de Astorga

Si pasa por a Astorga no deje de visitar la maravillosa catedral d
e estilo gótico, la fachada de los Obispos renacentista y la principal barroca. El interior cuenta con el fabuloso retablo de Gaspar Becerras. Recorriendo las capillas, destacan la de la Majestad en la cabecera, la de la Inmaculada de Gregorio Fernández en el crucero, y el retablo hispanoflamenco a los pies y dedicado a San Miguel y el Palacio de Gaudí. Este palacio, construido por Antonio Gaudí en los años de transición entre este siglo y el XIX, fue originalmente destinado a ser residencia episcopal. Sin embargo, en la década de los 60 fue dedicado a Museo (bajo el nombre de Museo de los Caminos), en este caso para albergar el patrimonio diocesano de aquellos pueblos o iglesias que, por distintas razones, han quedado abandonados.
Las cuevas de Valporquero
Del techo de maravillas rompe con todo lo antes visto, miles de estalactitas de diferentes colores, formas y tamaños se aglutinan desenfocándonos la vista. Sobre las paredes destacan minúsculas concrecciones hasta aquí desconocidas, son "Excéntricas" o "Helicititas", con formas de estrella y composición monocristalina.
 Estalactitas y estalagmitas de diferentes formas llenan por completo el ambiente.
Al fondo, el "Lago de Maravillas", que antaño cubría toda la sala y ahora pone punto final al recorrido turístico.

Ruta Jacobea
El Flujo de viajeros que peregrinaban a Santiago durante toda la Edad Media supuso un gran enriquecimiento cultural para los Reinos por los que atravesaba la ruta. El Camino de Santiago fue un factor determinante para el desarrollo del Arte Románico, de la mano de los artistas y sabios peregrinos que dejaron su huella en ciudades de paso, como León.

Las Médulas
 
Se trata de una explotación minera a cielo abierto de los tiempos de la Hispania Romana. Situadas en la comarca leonesa del Bierzo, a unos 20 kilómetros de Ponferrada por la ctra. de Orense hasta Carrucedo, donde nos desviamos unos 4 km.Las Médulas es un legado histórico declarado en 1931 Monumento Histórico Artístico que nos ha permitido ser conocedores del desarrollo de la ingeniería romana.

Los Picos de Europa
Los Picos de Europa estan situados a orillas del Mar Cantabrico y se distribuye entre las Provincias de Asturias, Cantabria y León.
El Picu Urriellu, llamado Naranjo de Bulnes, es la cima más popular, siendo Torre Cerredo la máxima altura (2.648). A pesar de que zonas como La Vega de Urriellu estén masificadas, en los Picos aún es posible escalar sin ver un alma.El Parque Nacional de los Picos de Europa, surge hace poco tiempo como  heredero del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, el  cual fue creado en 1.918.Tiene  64.660  hectáreas, y es básicamente un ecosistema de montaña con restos de geomorfología glaciar, turberas, bosques  caducifolios, roquedos y praderías..

Museo de la fauna salvaje


El Doctor Romero Nieto, Presidente de la Fundacióna que gestiona el Museo de la Fauna Salvaje es médico dermatólogoun y ha donado a dicho Museo todos los animales disecados qye se esponen. Debido a su profesión y espírutu aventurero a viajado por todo el mundo logrando formar una extensa colección de animales de todos los continentes y objetos relacionados con la fauna, enclavándolos en un rincón privilegiado e imcomparable de la montaña leonesa.

Este Museo sin animo de lucro es el resultado de muchos años de trabajo y a la necesidad de tener un Museo faunístico en España, siendo único en el mundo. situado en Valdehuesa, un pueblecito cercano a Boñar, abierto todo el año a execepcción del 13 de Diciembre al 13 de Enero. T tiene un lujoso restaurante-cafeteria decorado de manera magistral y ambientado con remininiscencias africanas.

Estación de San Isidro
Es la estación de sky mas importante de Catilla y León con 23 Km. de zona esquiable, la estación cuenta con 24 pistas para la práctica del esquí y el snowboard (2 verdes, 8 azules, 11 rojas y 3 negras) así como cinco rutas fuera de pista y circuito de fondo no balizado. Las pistas y remontes mecánicos están repartidos en cuatro sectores, Cebolledo, Requejines, Riopinos y Salencias - La Raya, perfectamente comunicados entre sí y, dependiendo de la zona de que se trate, el esquiador tiene la posibilidad de elegir unas u otras según su nivel de esquí sea de iniciación, medio o alto.
La estación cuenta asimismo con 53 cañones de nieve artificial en la zona de Cebolledo. Se puede practicar el esquí alpino y el snowboard

 

ASTORGA

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo de los Caminos Palacio de Gaudí 
Plaza Eduardo Castro, s/n. 247
Horario de 10,00 a 14,00 y de 16,00 a 20,00. 
Tel.: 616882 
Cerrado los domingos.
Colección de escultruas medievales de madera policromada; orfebrería renacentista y barroca. Objetos de época romana; sepulcros góticos; interesantes y nuemerosos objetos relacionados con el Camino de Santiago. Pinturas procedentes de las iglesias de pueblos de la diócesis.
Museo Catedralicio-Diocesano Plaza de la Catedral. 24700
Horario de 10,00 a 14,00 y de 16,00 a 20,00. 
Tels.: 615820 - 615429 
Abierto todos los días. Servicio de guías.
Conformado por diez salas, con más de 550 piezas. Las más importantes son: Arqueta-relicario de San Genadio,  regalada por Alfonso III al obispo Genadio en los primeros años del s. X; relicario Lignum Crucis, filigrana de oro y pedrería, s. XII-XIII; arcón románico de Carrizo (foto), s. XIII; broche románico de oro con esmaltes, s. XII. Portapaces, cálices y cruces procesionales. Diversas esculturas de Gaspar Becerra. Colección de imágenes de la Virgen (s.XII en adelante). En pintura destacan: dos apostolados del x. XVI; tríptico de Nicolás de Brujas; Retablo de San Fabián y Sebastián. Colección de cordobanes única en su género.
Museo del Chocolate José María Goy,5. 24700
Horario de 11,00 a 14,00 y de 17,00 a 20,00. 
Tel.: 616220 
De octubre a junio:cierra domingos tarde y lunes (junio: cierra del 15 al 30). De julio a septiembre: cierra sábados tarde, domingos tarde y lunes. Guías propios. Gratuito.
Utensilios primitivos como las refinadoras, rodillos, artesas, morteros,tostador y moldes. Muestrasde la presentación del producto y sus alicientes publicitarios.

BEMBIBRE

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo Municipal Bierzo Alto. Paseo del Santo, s/n. 24300
Horario de 16,00 a 19,00. 
Tels.: 510213 - 510001. Fax. 511917 
Cierra los fines de semana y todas las mañanas. Grupos,concertar visita. Guias propios. Gratuito.
Secciones de protohistoria e historia (indumentaria, monedas), minería, herrería, oficios, la matanza, las casas con sus dependencias y ajuar, trajes regionales y muestra de pintores locales.

CACABELOS

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo Arqueológico. Capitán Cortés, 15. 24540
Horario de 10,00 a 14,00. 
Tels.: 546011 - 549359 
Cierra sábados y domingos. Guías propios, previa cita. Gratuito.
Piezas de época prerromana y romana (procedentes de los yacimientos arqueológicos de Castro Ventosa, La Edrada y otros), Edad Media, Moderna y s. XIX. Sección etnográfica, con utensilios domésticos fabricados en madera, cobre, hierro y bronce, así como otros objetos.
Museo del Vino.
Horario de 9,00 a 13,00 y de 15,00 a 19,00. 
Cerrado los fines de semana.
Gratuito.
Exposición de utensilios relativos a la fabricación del vino.

CARRACEDO

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo de Santa María de Carracedo 245
Horario de 10,00 a 14,00 y de 17,00 a 20,00. 
Tel.: (908) 251450 
Entrada: 200 ptas. Descuentos: 100 ptas. 
Cierra los lunes.
Además de las dependencias monásticas, cuenta con una sala donde se exhiben piezas originales del monasterio. Paneles didácticos sobre su historia y arte.

LA ERCINA 

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo Etnográfico.
Horario de 12,00 a 15,00 y de 16,00 a 22,00. Sábado de 12,00 a 15,00 y de 16,00 a 17,00 y de 18,30 a 22,00. Domingos de 13,00 a 15,00 y de 16,00 a 22,00. 
Colaboración voluntaria.

GRADEFES 

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo del Monasterio. Monasterio cisterciense Santa María La Real de Gradefes. 
San Bernardo, 54. 24160 GRADEFES 
Horario: sábados y domingos de 11,30 a 12,30 y de 16,00 a 18,30. Días laborales visita concertada. 
Tel.: 333011 
Gratuito.
Valiosas esculturas (s.XII), sepulcros (XIV), Virgen de las Angustias (XVI), cálices, crucifijos y lignum crucis.

JIMENEZ DE JAMUZ 

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Alfar-Museo
Horario de 10,00 a 14,00 y de 17,00 a 19,00. 
Cerrado los lunes. Gratuito.

LORENZANA 

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo de Cultura Antigua de la Ribera del Bernesga. Santiago Apóstol, 13. 24122 LORENZANA 
Tel.: 251439 
Concertar visita.
Cultura popular de la zona, instrumentos y útiles de la vida tradicional, relativos al pastoreo, cocina, labranza, el "filandon", fabricación de pan, caza, vestuario, industrias desaparecidas y religiosidad.

NOCEDA DEL BIERZO 

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo arqueológico y etnográfico.
Visitas concertadas. 
Tel.: 517154 
Gratuito.

PONFERRADA

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo del Bierzo C/ El Reloj. PONFERRADA. 
Horario de 10,30 a 14,00 y de 17,00 a 20,30. Domingos de 11,00 a 14,00. 
Cerrado los lunes. 
Gratuito los domingos.

SABERO 

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo Minero Ferrería de San Blas. Edificio Casa de Cultura. 24810
Horario de 11,00 a 13,30 y de 18,00 a 20,00. 
Tels.: 703122 - 703123 
Abierto: de lunes a viernes, tardes. En agosto, también, sábados y domingos por la mañana. 
Gratuito.
Mineralogía e instrumentos antiguos de trabajo. Colección fotográfica. Muestra de minerales y fósiles propios de la comarca.

SAN PEDRO DE TRONES 

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo de la Pizarra. SAN PEDRO DE TRONES. 
Horario de 17,30 a 21,00. 
Gratuito.

SANTA COLOMBA DE SOMOZA 

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo etnográfico Horario de 9,00 a 13,00 y de 15,00 a 22,00. 
Gratuito.
TORAL DE LOS GUZMANES

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo del BOTIJO  

VAL DE SAN LORENZO 

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo de Val de San Lorenzo.    


VILLAFRANCA DEL BIERZO 

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo de ciencias naturales de los PP. Paules Visita concertada. 
Tel.: 549359. 
Colaboración voluntaria.
Exposición de animales, plantas, etc.

VILLAQUILAMBRE 

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Villa Romana de Navatejera (anexo del Museo de León). Ctra. de Cármenes, s/n. 24193 VILLAQUILAMBRE 
Tel.: 236405 
Cierra domingos tarde y lunes (un fin de semana y un festivo de cada dos cierra)
Acoge los restos arqueológicos de una villa romana del s. I al V d. de C., con mosaicos bien conservados y restos de estancias termales y explotación agropecuaria. Comprenden tres grupos de habhitaciones que sirvieron de casa de campo.

LA VIRGEN DEL CAMINO 

MUSEO

Dirección/Visitas

Descripción
Museo de ciencias naturales de los PP. Dominicos LA VIRGEN DEL CAMINO
Horario de 10,00 a 20,00. 
Gratuito.
El Santuario ya existía en el siglo XVII, pero en fecha reciente, se ha visto acrecentado con una moderna construcción debida al padre Coello de Portugal, cuyas puertas y figuras de la fachada, todo fundido en bronce, constituyen una buena muestra de la escultura expresionesta de José María Subirachs. Exposición de animales, plantas, etc.

MUSEO

Dirección
Biblioteca Pública Municipal Luis Braille, s/n.
24700 Astorga Tel.: 987/618690. Fax: 987/619299 (Ayto.)
Biblioteca Pública Municipal "Juan Ferreras"  Padre Miguélez, s/n.
24750 La Bañeza Tel.: 987/644157. Fax: 987/640952 (Ayto.)
Biblioteca Pública Municipal  Lope de Vega, 3.
24300 Bembibre Tel.: 987/510554
Biblioteca Pública Municipal  Puente de Piedra, s/n
24280 Benavides de Orbigo - Tel.: 987/370003 - 370325
Biblioteca Pública Municipal  Las Escuelas, 17.
24850 Boñar - Tel.: 987/735003
Biblioteca Pública Municipal  Caballero de España,s/n.
24540 Cacabelos - Tel.: 987/549359
Biblioteca Pública Municipal  Luis Ameijide, s/n
24800 Cistierna - Tel.: 987/700007
Biblioteca Pública Municipal  Plaza de la Cultura s/n.
24420 Fabero - Tel.: 987/550211. Fax: 987/551729
Biblioteca Pública Municipal "Antonio Gamoneda"  Cardenal Aguirre, 35.
24600 La Pola de Gordón - Tel.: 987/588324 Fax: 987/588132 (Ayto.)
Biblioteca Pública Municipal  Avda. Reino de León, 22. Apartado de Correos 131
24400 Ponferrada - Tel.: 987/412370. Fax: 987/426528
Biblioteca Pública Municipal  Ramón y Cajal s/n
24640 La Robla - Tel.: 987/570439
Biblioteca Pública Municipal "Fray Benardino"  Plaza de Santiago, 13.
24320 Sahagún - Tel.: 987/780001 - 780468. Fax: 987/781000
Biblioteca Pública Municipal "Pinilla"  Victoriano Crémer, 1-5.
24010 San Andrés de Rabanedo - Tel.: 987/221504
Biblioteca Pública Municipal "Pio XII"  Queipo de Llano, 10
24240 Santa María del Páramo - Tel.: 987/350441. Fax: 987/360101
Biblioteca Pública Municipal  Cervantes, 1.
24450 Toreno - Tel.: 987/533003 - 533022
Biblioteca Pública Municipal  Eduardo Pastrana, 21-23.
24010 Trobajo del Camino - Tel.: 987/801711
Biblioteca Pública Municipal  Plaza del Salvador, s/n
24200 Valencia de Don Juan - Tel.: 987/750001
Biblioteca Pública Municipal  Plaza de la Casa de Cultura.
24100 Villablino - Tel.: 987/471866
Biblioteca del Seminario de Astorga  Plaza del Obispo don Marcelo, s/n
24700 Astorga - Tel.: 987/615350. Fax: 987/619123
 

inicio

LAS MEDULAS
 
Camino hacia Galicia se alcanza un paraje único, al que siglos atrás habían llegado ya los romanos en busca de oro. Y lo encontraron dejando tras de sí un paisaje de extraordinaria belleza: Las Médulas. Antes de adentrarse en ese mundo de singular belleza, se puede visitar el Castillo de Cornatel, encaramado en un impresionante peñasco. A continuación el viajero encontrará el Lago de Carucedo. Las Médulas, paraje increíble, obra gigantesca de la ingeniería romana, para extraer el preciado oro. Aquí los romanos removieron millones de toneladas de tierra mediante el procedimiento conocido como "ruina montium". Montañas enteras quedaron reducidas a barro y oro que fue a engrosar las arcas del Imperio, según cuenta Plinio el Viejo.
Partiendo de Ponferrada hay que tomar la N-536 para dirigirnos a las Médulas. Después de atravesar Santalla y tomar el desvío para Villavieja, una estrecha carretera conduce, entre viñas y prados, al castillo de Cornatel, encaramado en un peñasco de piedra caliza. El amplio lienzo de muralla, en el que destaca la torre del homenaje, impide apreciar la verdadera naturaleza de este nido de águilas colgado sobre un enriscado de piedra caliza. Tras escalar hasta su entrada, bien definida, se accede a su irregular patio de armas y pudiendo asomarse al precipicio de Rioferreiros. Cerca de la entrada, a la derecha, quedan vestigios de lo que probablemente fue la capilla. Su historia se remonta a la Alta Edad Medio (siglo XI) en que se le conoció como castillo de Ulver. Desde comienzos del siglo XIII estuvo en manos de los templarios de Ponferrada hasta su disolución en 1.312. Después, y tras algunas reformas, pasaría a manos de los condes de Lemos y marqueses de Villafranca.
Volviendo de nuevo a la N-536, la siguiente parada conduce al lago de Carucedo. Este lago tiene un perímetro de alrededor de 57 hectáreas, rodeado de abundante vegetación de encinas, castaños, sauces, juncos y cañaverales, en el que anidan gran número de variedades de aves. Sobre su origen se han vertido numerosas teorías, aunque hoy nadie duda de que surgiera como consecuencia del cierre del valle por los lavados auríferos de las Médulas.
Durante siglos, el lago perteneció a los monjes de Carracedo, del que extraían suculentas anguilas para su bien abastecida mesa. Al sur, por donde rompe en épocas de crecida para desaguar por el arroyo Valado, en el término de las Pedreiras, quedan restos de una villa romana, recientemente excavada. En la iglesia de Carucedo, de origen románico, se encuentra una custodia rococó (s. XVIII), una de las piezas de platería más importantes del Bierzo. En esta localidad se encuentra el desvío hacia Orellán. Su mirador, nos permitirá contemplar el conjunto de las Médulas desde arriba, obteniendo una amplia panorámica del conjunto, apreciando tanto los desmontes como la red hidraúlica. Se dominan también desde aquí distintos asentamientos arqueológicos y se aprecia cómo van variando las especies vegetales a medida que se abandona el valle y se alcanzan las montañas. La panorámica, sobrecogedora de por sí (los barrancos tienen una profundidad de más de 100 m.), es especialmente bella y misteriosa a la puesta del sol.
También desde el mirador observará a la derecha una amplia salida de bocamina. Se trata de una de las múltiples galerías excavadas en la montaña, por las que entraba repentinamente el agua provocando la erosión y el derrumbamiento de las masas aluviales, de las que se extraía el oro tras el consiguiente lavado de los lodos. Son 650 m. de longitud que puede recorres (es necesario una linterna), desde la entrada que se encuentra al pie del mirador. Este balcón natural es un lugar ideal para observar otros elementos que fueron fundamentales a la hora de acometer la explotación. Por ejemplo los canales, imprescindibles para trasladar el agua desde el nacimiento de los ríos. De ellos se aprecian restos en la parte alta del Monte Placías, situado al sudeste del mirador. Aunque hoy son casi imperceptibles, es posible apreciar tres sendas que no son sino el trazado final de canales de una longitud de varios kilómetros. Antes de ser introducida en las galerías, el agua se almacenaba en embalses cuyas compuertas se abrían en el momento oportuno para que el agua recorriera con fuerza los túneles a fin de ocasionar el derrumbe.
En las Médulas
Es posible llegar en coche hasta el mismo cuenco de la explotación; sin embargo, se recomienda hacer el último tramo (1,8 km.) a pie a fin de disfrutar más del entorno; el paseo entre los castaños, por ejemplo, resulta delicioso en cualquier época del año, especialmente en otoño. Precisamente, en esta época el acceso permanece cerrado al tráfico durante varios días (normalmente la segunda quincena de octubre) para facilitar a los lugareños las tareas de recolección de la castaña.
A 800 m. se divisa fácilmente un sendero, a la derecha, por el que se sube hasta el mirador de Orellán. Se trata de un agradable recorrido, a pesar de la pendiente existente. A la entrada de este mismo camino encontrará, a su diestra, una fuente donde saciar su sed antes de emprender la marcha.
Si continúa por la carretera, irá dejando a ambos lados senderos que le conducen a diferentes rincones, con vistas siempre sorprendentes de los diferentes aspectos de la explotación aurífera.
Llegados al final de la carretera asfaltada, desde donde se obtiene una visión general de los sistemas de explotación empleados, seguirá a pie por una empinada cuesta, situada de frente a la carretera, por la que se llega a la Cuevona y a la Cueva Encantada, dos bocaminas de una misma galería con una altura de casi 30 m., especialmente interesantes porque pueden observarse restos de la red hidraúlica y derrumbes (posteriores a los romanos), que permiten obtener una imagen semejante a la que provocaría el sistema de explotación extensivo de la "ruina montium". Este es también uno de los lugares del yacimiento donde mejor puede observarse el bosque de castaños, tanto silvestres como cultivados.
El oro
Desde el punto de vista geológico, el yacimiento aurífero de Las Médulas es de tipo secundario, lo que significa que el oro no se encuentra en filones o de forma masiva en la roca. Se trata de un "aluvión del Mioceno, formado por conglomerados a base de cantos rodados y arenas o arcillas".
El contenido en oro o ley oscilaría desde 60-300 mg/m3 en los aluviones más profundos, hasta 20-100 mg/m3 en los más superficiales. La cantidad de oro extraído por los romanos ha sido uno de los aspectos más discutidos; de hecho, existen importantes diferencias según los autores. David Gustavo López habla de que "el total de oro extraído pudo rondar los 960.000 kg". En su opinión, se lavaron 240 millones de m3 de aluvión, con un contenido en oro de 1,98 gr/tonelada.
Tomando como referencia los datos aportados por Plinio el Viejo, Javier Villalibre obtiene la cifra de 1.635.000 kg en toda la zona noroeste (calculando 250 años de explotación); si Las Médulas representaban en torno al 50% del volumen general, "no es aventurado pensar que se extrajeron del orden de 800.000 kg.", sostiene. García Bellido, refiriéndose a las Asturias, calcula que se obtuvo un rendimiento de 1.500.000 kg: si se aplica de nuevo el porcentaje del 50% la cifra de oro extraído se situaría en torno a los 750.000 kg. Sin embargo, las últimas investigaciones apuntan a que se removieron 100 millones de m3 de aluvión, lo que significaría que el oro obtenido no pudo alcanzar cifras tan abultadas.El momento de mayor apogeo de la explotación se habría producido en la época de Trajano (finales del s. I, principios del s. II).
El declive llegaría a partir del año 150 d.c., culminando con el abandono definitivo del yacimiento en los primeros años del siglo III, coincidiendo con las luchas internas por la sucesión del poder de Roma.De acuerdo con un reciente trabajo sobre la Zona Arqueológica de Las Médulas publicado por la Junta de Castilla y León, la explotación del oro está directamente relacionada con la creación por parte de Augusto de un sistema monetario basado en el "aureus".
La evolución y ritmo de la extracción del metal estuvo siempre condicionado por los cambios, necesidades de moneda y devaluaciones de ese sistema monetario, de forma que su crisis hacia comienzos del siglo III supuso el final de las labores mineras.Antes de la conquista romana la Zona Arqueológica de Las Médulas estaba habitada por indígenas cuyo núcleo de población eran los castros. El Castrelín de San Juan de Paluezas es un ejemplo de lo que fueron aquellos poblados fortificados que se emplazaban en cerros más o menos aislados desde los que los indígenas divisaban fácilmente el entorno más inmediato y, en particular, sus tierras de cultivo.
La independencia era una de las características de los castros, de ahí que existiera una distancia considerable de unos a otros. Su población era autárquica y autosuficiente; y no sólo con relación a otros asentamientos sino incluso dentro de la propia estructura interna.
Otro de los castros prerromanos de gran interés es La Corona del Cerco de Borrenes, destruido seguramente como consecuencia de la ocupación romana. Conserva una importante estructura defensiva, foso y muralla, a lo largo de todo su perímetro. Es, además, un perfecto balcón para contemplar el valle de Borrenes y otros asentamientos humanos posteriores a la conquista. Algunos de ellos continúan presentando las características propias del castro prerromano; sin embargo, se aprecian los cambios significativos, sobre todo por lo que se refiere a una menor independencia dentro del territorio.
El nuevo esquema organizativo impuesto por los romanos hará que los asentamientos se diferencien de acuerdo con su funcionalidad: Cabuerco de Valdelobos, el Castro de Puente de Domingo Flórez o La Corona de Yeres acogieron la mano de obra minera por encontrarse más cerca de la explotación; El Castro Rupiano y el de Corporales estuvieron habitados por gentes cuya misión era el mantenimiento de la red de canales que conducían el agua hasta Las Médulas.
Según algunos autores, el Castro de Orellán no es tal castro sino uno de esos nuevos asentamientos con una función diferenciada, como demuestra el hecho de que estuviera dedicado a la producción metalúrgica.
Otros, como Las Pedreiras de Lago, albergaron a una población muy romanizada y seguramente vinculada a la dirección administrativa y técnica de las explotaciones auríferas.
La ordenación de las viviendas en torno a calles, los materiales empleados y los útiles hallados son sólo algunos elementos que permiten hablar ya de "formas de vida plenamente romanas".

Las técnicas
La llegada de los romanos significó la introducción de sistemas de explotación más avanzados que la técnica empleada hasta el momento por los astures, centrada en la criba de las arenas de los ríos.ontium" o "arrugia" descrito por Plinio corresponde a un sistema de explotación extensivo (hoy denominado cortas de minado) que fue el empleado de forma mayoritaria en Las Médulas. El agua se canalizaba desde el nacimiento de ríos y arroyos transportándola a depósitos ("piscinae" o "stagna") situados en la parte alta de la montaña hasta llenarlos.
En el momento oportuno, el agua se soltaba repentinamente y a su paso por las galerías abiertas en las entrañas de la montaña se conseguía la erosión y el derrumbamiento de las masas aluviales.La fuerza hidraúlica continuaba actuando, tras el derrumbe, arrastrando la masa hacia los canales de lavado, las "agogae". Los estériles más gruesos se eliminaban antes de penetrar en los canales (eso explica los enormes montones de cantos rodados, denominados "murias", que se ven en todo el entorno) y los estériles más finos se encauzaban por los canales de evacuación hacia los conos de deyección de estériles o colas de lavado.
De acuerdo con la descripción que hace Plinio, las "agogae" estaban hechas con gradas y cubiertas con tojo. "El arbusto es semejante al romero, áspero y capaz de retener el oro. Cierran los laterales con tablas y depositan estos matojos en sus escaleras (...) Se hallan así masas que pesan más de diez libras (...) Después el tojo se quema, lavándose su ceniza sobre un césped de hierba abundante para que allí se retenga el oro".
Así pues, el paso previo para conseguir que la montaña se viniera abajo era la excavación de galerías interiores lo que, sin duda, requirió la presencia de técnicos cualificados. Prueba de ello son las conclusiones que se han extraído del estudio de las dos que aún se encontraban en proceso de excavación en el momento de abandonar la explotación: la de Orellán y la de Yeres. Tras el análisis se ha podido saber que las dimensiones que presentaban antes de ser sometidas a la erosión continuada del agua variaba entre los 110 y 190 centímetros de altura y el ancho oscilaba entre 100 y 150 centímetros. La forma ovalada de los túneles pretendía conseguir estabilidad durante la excavación a la vez que resistencia para que se produjeran amplias secciones antes de llegar al desplome de los aluviones.
Más sorprendente es el hecho de que los romanos aplicaran un principio físico que no se enunciaría hasta el siglo XVIII: al trazar las galerías con sucesivos ensanchamientos y estrechamientos conseguían disminuir la velocidad del avance del agua con un inmediato aumento de la presión.
El resultado final fue la creación de un auténtico laberinto en las entrañas de la montaña. Primero se excavaba un túnel principal a partir del cual se iban abriendo otras galerías secundarias que desembocaban en el primero. El "ruina montium" se alternó en otros sectores con "sistemas basados simplemente en la fuerza erosiva y de arrastre del agua arrojada desde depósitos situados en lo alto de los frentes de explotación". Es el caso de La Rebolar (sobre el pueblo de Carucedo), La Furnia y El Couso.
En diferentes puntos situados al norte y al oeste del pueblo de Las Médulas se aplicaron "sistemas de explotación selectivos exclusivamente sobre los niveles más ricos del aluvión".La explotación de Las Médulas tal como se realizó no hubiera sido posible sin agua en abundancia. Para procurársela, los romanos construyeron una "infraestructura hidraúlica de gran envergadura" basada en una red de canales o "corrugi" que captaban el agua en el nacimiento de los ríos y arroyos existentes en las vertientes septentrionales y meridionales de los Montes Aquilianos. Llegaron incluso a trasvasar agua de la cuenca del Duero a la del Sil.
En total, 325 kilómetros de canalización, excavada en su mayor parte sobre roca, por la que se conducía el agua hasta los depósitos de distribución y explotación ("piscinae" o "stagna").
 
Las Medulillas
Para quienes disfrutan descubriendo entre el paisaje actual restos de nuestros antepasados, la visita a Las Médulas no puede limitarse a la explotación en sí misma.
La vecina comarca deLa Cabrera, a la que se accede desde Puente de Domingo Flórez (N-536), conserva numerosos e interesantes vestigios romanos ligados a la mina de oro.
Inexcusablemente ha de hacerse una primera parada en Yeres (localidad todavía berciana, perteneciente al municipio de Puente) para contemplar la zona del yacimiento que se extendía hacia esta vertiente, bautizada popularmente con el nombre de "Las Medulillas de Yeres".
Llamas de Cabreraes otro de los núcleos rurales de interés, no sólo por su arquitectura popular sino también porque adentrándose en el valle del Arroyo de Valdecorrales se puede seguir el trazado de uno de los canales, hoy convertido en camino, que abastecían de agua a Las Médulas. Desde este mismo lugar se aprecia fácilmente, en las laderas meridionales de los Montes Aquilianos, el recorrido de otros canales. Merecedor de atención es igualmente el pueblo de Corporales, donde se localizan los asentamientos castreños de La Corona y el Castro: el primero es un asentamiento prerronamo, mientras que el Castro presenta ya características romanas.
Cercano se encuentra el Alto de Peñaguda, en cuyas proximidades se conservan varios tramos de un canal que captaba aguas en el río Eria y las conducía a la mina de oro.
Desde el pueblo que lleva el nombre del paraje se puede visitar el Lago Somido, uno de los "agogae" o lavaderos del oro.
Huellas de pasos remotos. Una tierra de valles regados por mil arroyos. Una tierra plagada de historia, de fábulas en las cercanías del fin del mundo.Primero Burbia, impresionante valle de singular belleza desde el que se accede a Campo del Agua, poblado en el que se pueden contemplar las pallozas (construcciones de piedra con techo de paja); el valle de Ancares, que toma los nombres del río que lo cruza. Candín, Pereda, Tejedo junto con Suárbol y Balouta son pueblos a visitar; El valle de Fornela, Peranzanes, Trascastro, famoso por su romería; Chano que conserva su castro en estado excepcional o Guímara cerca ya del nacimiento del río Cúa; el valle de Balboa, de ancestrales recuerdos, bellos paisajes y pueblos como Cantejeira, Pumarín, 
L
a ruta comienza en San Adrés de Espinareda, cabeza de ayuntamiento, con 3.192 habitantes, su origen está ligado al monasterio benedictino de San Andrés de Espinareda, que se remonta al siglo X, probablemente en relación con la restauración monástica impulsada por San Genadio. El edificio primitivo sufrió diversos incendios, por lo que la mayor parte de la iglesia que hoy conocemos se debe a las remodelaciones sufridas en los siglos XVII y XVIII. A mediados del XVIII se construyó la "Fuente de la Vida" en cuyo frontón aún puede leerse que sus aguas no hacen daño. 
La iglesia muestra una fachada neoclásica monumental, con dos esbeltas torres a los lados, de cuatro cuerpos, y en medio, sobre pilastras jónicas la portada sobre la que se sitúa una hornacina y un gran óculo.Destacan en su interior el retablo mayor de estilo prechurrigueresco (s. XVII), un Crucifijo del siglo XIII y una Virgen gótica de madera policromada.
Fabero es la capital de la zona y cabeza de una importante cuenca antracitera, que comenzó a explotarse después de la Primera Guerra Mundial, aunque tubo su auge entre los años 40 y 60. Hoy, como consecuencia de la reconversión minera, Fabero apenas llega a los 6.500 habitantes, pero su economía sigue centrada en la minería.
Otro aliciente para visitar Fornela lo constituye el Castro de Chano, situado a la salida del pueblo del mismo nombre en dirección a Guímara. La excavación del mismo fue realizada entre los años 1989 y 1993 y sitúan los restos entre los últimos años del siglo I antes de nuestra era y la primera mitad del siguiente
El río se encaja en un angosto valle de vertientes pronunciadas, para acoger a Carise
da. Los núcleos de población más importantes son Peranzanes, la capital, Trascastro, Chano y Guímara y junto a otros pueblos como Cariseda, Faro y Fresnedelo, constituyen el valle de Fornela, uno de los más originales y hermosos del Bierzo. Los fornelos tienen su fiesta más importante alrededor de la xantina, la Virgen de Trascastro, patrona de Fornela, que se celebra el día 15 de Agosto.En dicha fiesta juegan un importante papel los danzantes y los chaconeros o cacholas, cuya misión es impedir con sus látigos que la gente se acerque demasiado a los danzantes y no les deje bailar.
Dentro de los danzantes existen varias categorías: están los guías que se sitúan dirigiendo la danza, los jueces, al final del grupo y los segundas y los panzas que van entre los anteriores, ya que suelen ser los más jóvenes e inexpertos, por lo que su papel es el de comparsas, siendo los jueces y guías los que dirigen las distintas evoluciones.
Otro aliciente para visitar Fornela lo constituye el Castro de Chano, situado a la salida del pueblo del mismo nombre en dirección a Guímara. La excavación del mismo fue realizada entre los años 1989 y 1993 y sitúan los restos entre los últimos años del siglo I antes de nuestra era y la primera mitad del siguiente. En dicho yacimiento se aprecian, en un estado de conservación excelente, las cabañas de planta circular construidas con lajas de pizarra.
En Pereda también existen vestigios de minas de oro, con galerías que estuvieron en explotación hasta comienzos de este siglo. A la salida de Tejedo, en dirección a Balouta se encuentran los restos de una ferrería construida a finales del s. XIX. Y un poco más allá, la ermita de la Magdalena en la que se celebra una popular romería el último domingo de Julio.
Tras coronar el Puerto de Ancares emerge Balouta, con numerosas pallozas en buen estado, algunas incluso convertidas en museos y retrocediendo en dirección al Valle de Ancares está Suárbol, un pueblo nuevo, ya que fue reconstruido tras un incendio en 1.957.
La ruta hasta Burbia y Campo del Agua se puede hacer desde Vega de Espinareda, o bien en sentido inverso Campo del Agua y Burbia si se viene desde Villafranca del Bierzo.El Campo del Agua eran los prados de verano, donde subían al ganado desde Aira da Pedra (donde pasaban el invierno), un viejo sistema de trashumancia ha poco en desuso. Hasta 1989, en que ardieron la mayoría de las 22 pallozas existentes, formó el conjunto monumental mejor conservado de todo el Bierzo; hoy se está estudiando su reconstrucción.
El último pueblo del valle es Burbia. Es un pueblo grande, con pallozas, camping y albergue, desde allí se puede practicar el senderismo, paisajismo o mountain bike.
Ofrece interesantes excursiones como la de el Mostellar, en el límite con la provincia de Lugo a través del valle de Grandela o el acceso a los Lagos de Burbia por el valle de Villouso, 
iglesia de comienzos del siglo XII, bien conservada y restaurada. Presenta una sola nave de tres tramos rematada en ábside sin presbiterio.
La decoración de canecillos es de primer orden, proliferando diversos personajes, situaciones obscenas y animales reales y fantásticos. La puerta del muro meridional es sencilla con arquivolta sobre altas columnas. Por encima hay una arquería ciega sobre columnas que recuerda a la del hastial del brazo meridional del crucero de San Isidoro en León.
San Esteban de Corullón. Según reza una inscripción, fue inicialmente construida en el año 1086, derribada siete años más tarde y luego reconstruida completamente en otros siete. Siendo así nos encontramos ante una primitiva construcción de finales del siglo XI. Lo más importante es su puerta emparentada con la de las Platerías de la Catedral de Santiago.
No cabe duda de que su estructura y decoración (sólo una primera impresión lo delata) pertenecen a esa fase esencial de nuestro románico a caballo entre los siglos XI y comienzo del XII con Santiago, León, Frómista y Jaca como máximos exponentes.                          

LAGO LA BAÑA

Situado dentro de la comarca de la Cabrera en el extremo suroeste de la provincia, en la vertiente norte de la Sierra de la Cabrera, el pueblo de Truchas sirve de acceso a la pequeña localidad de La Baña, con bonitos balcones de madera. 
Desde aquí, algunas pistas te llevarán a un lago de origen glaciar en uno de los paisajes mejor conservados de la provincia.
Declarado Monumento Natural en 1990.
Tiene una superficie de 731 ha.
Rodeado de paredes rocosas casi verticales, por las que bajan torrentes de agua procedentes de neveros.
La vegetación principal, está formada por acebos, abedules, tejos y serbales.
Varias especies de águilas y azores; Zorros, nutrias, liebres y corzos; abundantes anfibios y reptiles constituyen la fauna básica.
Se llega a él desde La Baña, cogiendo la carretera que va al Puerto de , y a unos 2 Kms. hay que coger una pista a la izquierda que va a las minas de pizarra y dejar el coche al final de la última mina: desde aquí andando unos 2 kms. hasta el orimer lago.

LAGO TRUCHILLAS

En el entorno de la Sierra de Cabrera los fenómenos glaciares han dejado huellas únicas en espacios de interés ecológico. Circos, lagunas y valles en forma de U junto a otras formaciones morfológicas componen un entorno que le ha valido el reconocimiento de "Monumento Natural".
SITUACIÓN Y ACCESO

Desde el pueblo de Truchas, cruzando su casco urbano hasta llegar a la ermita, desde donde parte una carretera que conduce a Truchillas. En Truchillas podemos apreciar la arquitectura tradicional de la Cabrera Alta. Unos cien metros antes de llegar al puente de la carretera sale una pista que remonta el curso del río Lago, que nace en las aguas del Lago Truchillas.
FAUNA

Aves- Águila Culebrera, Ratonero Común, Azor, Águila Perdicera, Águila Real.
Mamíferos- Gato Montés, Nutria, Garduña , Lobo, Zorro, Corzo y Jabalí. Otros- Trucha común, Salamandra, Perdiz, Conejo, Liebre, Tritón jaspeado, Rana de San Antonio, Lagarto verdinegro, Culebra bastarda, Culebra de Collar, Sapo corredor, Lagartija serrana, Lagarto Ocelado, etc.
Flora: Abedules, Alisos, Sauces, Helechos, Brezo, Retama, Orquídeas, Genciana, Campanillas, Arándanos, Enebros, Genista, Rebollo, etc.
Observaciones: La ruta cuenta con escasa dificultad. Existen suficientes enclaves para el descanso así como agua potable.

OMAÑA

Una minúscula aldea, un torrente de agua, una riqueza demoledora no permite comprender porqué esta tierra privilegiada, cuna de ilustres blasones, ha sido azotada por el abandono. La Homus Manium que llamaron los romanos por sus gentes, a las que calificaron de hombres-dioses debido a su resistencia, es todo un descubrimiento para el viajero. Una encrucijada de caminos que apenas conocen el asfalto conforman el paisaje perdido que el buen caminante siempre añora.
Plateadas lecheras cuelgan de las puertas en direcciones dispares. Su profusión recuerda que, en Murias de Paredes, la ganadería es todo un estilo de vida. Desde este municipio hasta Soto y Amío, el tiempo se detuvo el día en el que muchos cuentos eligieron el paisaje de la comarca de Omaña para contar buenas historias. Legendarias unas, verdaderas otras, en este manto verde, salpicado de tejados de pizarra y casas con corredor, se conserva algún que otro tono ocre, referencia de las antiguas techumbres vegetales. Y también se mantiene el carácter fuerte y madrugador, trabajador y orador de sus gentes a las que los romanos llamaron hombres-dioses por su resistencia. De ahí que bautizaran a la región como Homus Manium, origen etimológico de Omaña.
Más difícil resulta explicar porqué una tierra tan rica ha sido azotada por el abandono. Tal vez la única salida de la comarca sea ya la visita del viajero. Un viajero ávido de perderse entre una y otra aldea, aunque algunas de ellas estén abandonadas. Un caminante inquieto al que no le resultará difícil encontrar buena charla en los bancos de madera que se sitúan entre caserío y caserío, mientras contempla el intensísimo verde que escala hacia las cumbres. Un forastero al que se le regalarán todas las miradas, hasta que sea capaz de convertirse en uno más.
El concejo omañés es uno de los aspectos más interesantes de la comarca. Contó con privilegios y cartas de reyes, franquicias de libertad y vasallaje. Realengo que los señoríos se empeñaban en desconocer y trataban de burlar. Pero el concejo interesante, fuera de los generales, era el de las pequeñas aldeas. Practicaban una democracia natural, que nació de la costumbre y el uso. Estos concejos de aldea se reunían en los atrios de las iglesias, aquellas en las que hoy su piedra se haya cubierta con musgo o las que mantienen, a duras penas, en pie su espadaña. Allí, se aplicaban las ordenanzas correctamente y se decidía en común aquellos asuntos de interés para la vecindad: las veceras de los ganados, los repartos de tierra, de agua y de leña...
El reloj de la vida se antoja viejo y el del tiempo funciona con segundos lentos, con una cadencia sonora que marcan milanos y otras aves que surcan un cielo azul, punteado, muchas veces, por nubes tenues y limpias.
 
Pueblos
 
No resulta nada fácil encaminarse por Omaña, marcar un itinerario fijo. Y no es por la ausencia de indicaciones, sino por la multitud de pequeños caseríos que piden perderse y barajar multitud de caminos. Sendas que han abierto paso entre Asturias y el resto de León. En Marzán, existe una cruz de madera de la que los vecinos, cuentan, pertenece a los peregrinos que, durante las contiendas, desviaban el itinerario hacia Santiago por esta vía.
Los ayuntamientos que forman la comarca son los de Murias de Paredes, Riello, Soto y Amío y Valdesamario. No hay nada como dejar al azar jugar con veredas, sendas y tortuosas carreteras. Pero, sin duda alguna, el viajero no debe marcharse sin visitar Posada de Omaña, Vivero o Fasgar, también denominado por sus vecinos Fasgare, tanto por su arquitectura como por su emplazamiento. No obstante, a cada paso, una pequeña aldea sobresalta al caminante y se deja ver a través de una mal conservada espadaña o una casa con teito. Y si algo acompaña todo el itinerario es el rumor de las aguas, corriente que arrastra una de las mejores especies de truchas de la región y que resulta deliciosa en las pocas casas de comidas que se intercalan en el itinerario.
EL BOSQUE MAGICO DEL UROGALLO
 
Robles, rebollos, fresnos, chopos, alisos, acebo y abedules crecen vigorosos al igual que numerosas plantas medicinales. Son especialmente los abedules los que en Omaña se muestran en muchas zonas como los reyes del lugar por contar con dos condiciones indispensables para crecer a sus anchas: la humedad y la amplitud. De hecho, la abundancia del abedul permitió utilizar su madera para confeccionar las almadreñas o madreñas. En cuanto a su rica fauna destaca, en el entorno de los nacimientos de los ríos Omaña y Valle Gordo, la única reserva de urogallos libres fuera de reserva. También jabalíes, corzos, rebecos, jineta, hurones.
Tal vez, la riqueza de la zona permitiera a los antiguos poblados astures asentarse en la comarca al igual que a hombres primitivos, como lo demuestra el Idolo de Rodicol, un monumento fálico fechado entre el 1800 y el 2000 antes de Cristo. Y, seguramente, de esta época surgiera la leyenda de una casa-palacio de oro, que los oriundos trataron de abrir con numerosos bueyes. Al tirar de las argollas, brotó tanta agua, que movió tal ingente cantidad de tierra que cegó el recinto.
Los romanos dieron el nombre a la comarca y supieron definir el carácter resistente de sus gentes. Resistencia que opusieron a los señores de Luna, quienes levantaron palacios y castillos, aunque no pudieran oponerse al señorío de los Omañas, que, seguramente, nacieron como herederos del señorío jurisdiccional de los Quiñones. Los señores de Omaña asentaron sus casas en Villar de Omaña y en Barrio de la Puente, de los que no quedan restos. Pero sí resulta fácil encontrar una rica heráldica desparramada por toda la comarca, como los blasones de Riello, Murias de Paredes, Omañón, Ponjos o Robledo de Omaña, entre otros muchos.
Entre la realidad y la ficción, la comarca toma, de real, el carácter de sus gentes y, de imaginario, un paisaje tan bucólico que se torna más crudo y verdadero al palpar la despoblación. Pero, seguramente, la forma de ser de sus vecinos, su resistencia a lo largo de los siglos, impida el abandono de la zona, pues no en vano hay mucha savia nueva que pretende levantar una tierra tan rica y mítica como desconocida.
DATOS PRACTICOS
 
.
Desde León, tomar la LE-493 que es la carretera que bordea Soto y Amío, Riello y Murias de Paredes. En dirección a Murias, a la altura de Aguasmestas sale el desvío a Fasgar, se suceden diversas aldeas. Es uno de los recorridos básicos para conocer la comarca. Riello cuenta con numerosas poblaciones entre las que destaca La Urz, por sus posibilidades para el senderismo. La carretera es estrecha y, en muchos casos, no existe señalización de distancia entre los poblados. Es difícil encontrar todos en un mapa convencional.
COMER Y DORMIR
 
En Aguasmestas.-
Mesón Río Omaña. Tel.- 987 69 86 12.
En Murias de Paredes.-
Restaurante Turismo Rural Los Acebos. Plaza El Charcón, 11.
Telefax.- 987 59 31 25.
Mesón La Casona. Tel.- 987 59 30 95.
CTR El Urogallo. Tel.- 987 26 41 22.
En Pandorado
Cabañas y Veredas. Tel.- 989 14 76 39.
Mesón Resthy. Tel.- 987 58 07 22.
Mesón Yordas. Tel.- 987 58 07 78.

 

 

 

En Salce
CRA El Mirador. Tel.- 987 68 55 45.

En Vegarienza.-
Mesón Victoria. Tel.- 987 69 84 25.
Mesón Selima. Tel.- 987 59 31 19.

En Villarín de Riello
Aula de Naturaleza Humania. Tel.- 987 58 00 73.

En Riello.-
El Rincón de Manolo. Tel.- 987 58 07 62.
Bar El Riberano. Tel.- 987 58 07 93.
CRA La Panera del Conde. Tel.- 98758 07 86.
CRA El Trillo. Tel.- 909 29 26 82.



El 25 de julio, en la ermita del Campo de Santiago o de Martín Moro, donde nace el río Boeza, se celebra el día de Santiago. Se llega a la ermita desde Fasgar, bien en vehículo todoterreno o a pie. Es uno de los parajes más bonitos de la comarca y uno de los senderos más practicados.
Cada 15 de agosto, se celebra la fiesta de la Asunción, fiesta grande en Omaña. Todos se dan cita en la ermita de Pandorado. Cada pueblo acude con su pendón. El más famoso es el de La Urz, del ayuntamiento de Riello.
Asociación Cuatro Valles. En ella se integran, además de Omaña, los valles de Laciana, Babia, Luna, Alto Torío y Vernesga. Cuentan con documentación de la zona e informan de los establecimientos hosteleros, según gustos y precios. Plaza de la Constitución, 1. 24120 La Magdalena (León). Tel.- 987 58 16 66. Fax.- 987 58 15 68.
     

VALLE DEL OZA

Por las tierras del Oza, en el Valle del Silencio se oyen aún el rumor de los pasos y los rezos de Valerio, de Fructuoso, de Genadio, santos de otro tiempo que encontraron aquí un lugar más cerca del cielo. Partiendo de Ponferrada ha de visitarse Santa María de Vizbayo en Otero, iglesia románica del siglo X y Santo Tomás de las Ollas en el pueblo del mismo nombre, magnífico ejemplo del mozárabe. Campo, Villar y Salas de los Barrios son otros tres lugares dignos de atención por su arquitectura civil y religiosa. En Montes de Valdueza encontramos el Monasterio de San Pedro. Tiene su origen en el siglo VII. Pese a su estado, el conjunto ofrece un aspecto impresionante. En Peñalba de Santiago, se encuentra un conjunto de arquitectura popular, único. En el centro del pueblo se encuentra su iglesia, joya del arte mozárabe y restos de un antiguo monasterio. Muy cerca se abre el Valle del Silencio y la cueva de San Genadio, a la que se retiraba el Santo buscando la soledad. 
En
Santo Tomás de las Ollas, a la entrada de Ponferrada, viniendo desde Madrid, se halla un interesante templo mozárabe del siglo X del que se conserva el ábside, unido hoy a una nave rectangular de fecha posterior. Se accede por una portada románica del siglo XIII. La cabecera mozárabe es sorprendente. Desde la nave entramos, por un doble arco de herradura, a una singular construcción de planta ovalada, no de herradura, en su interior pero rectilínea por fuera; cerrada con bóveda de cascos, de tipo lombardo, sin gallones, que descansa sobre las claves de nueve arcos de herradura ciegos, construidos sobre pilastras monolíticas de granito, con zócalo y capiteles lisos. Por encima de esta arquería corre una imposta de la que arranca la bóveda.
En
Villar de los Barrios se entra por la ermita del Cristo, edificio barroco, reformado en 1.830, de una sola nave con bóveda de cañón y cúpula sobre pechinas. Buena fachada de granito e interesantes imágenes en su interior: un Cristo del XIV, una inmaculada de la escuela de Gregorio Fernández y un Cristo yacente del siglo XVII.
Hay en el pueblo numerosas casonas blasonadas, signo de la riqueza que el vino proporcionó a sus familias hidalgas en los siglos de la Edad Moderna.
Merece la pasear por sus calles hasta la iglesia parroquial de Santa Colomba (s. XVIII), de una sola nave con planta de cruz latina, bóveda de cañón con lunetos y cúpula sobre pechinas.
A la altura de la ermita del Cristo seguimos la carretera a Salas de los Barrios, con viejas casonas hidalgas, en el que podremos ver la iglesia parroquial de San Martín, situada en el camino a Lombillo y la capilla de la Visitación.
La iglesia parroquial, aunque de origen medieval, fue rehecha totalmente en el siglo XVI. Es de tres naves separadas por columnas, cubiertas por bóvedas de arista, crucería y estrelladas.
En el primer cuerpo de la torre, hueco, se conserva una portada románica. El retablo, también del XVI, es obra de Nicolás de Brujas.
La capilla de la Visitación, construida a mediados del siglo XVI, es de una sola nave. En las obras, así como en sus diversos retablos trabajaron Nicolás de Brujas y otros maestros canteros y ensambladores.
Campo
se encuentra a 3 km. de Ponferrada, conserva varias casonas y edificios de interés como el de la capilla de la escuela fundada en el siglo XVIII por el marqués de Campoalegre.
A las afueras del pueblo, sola sobre un altozano rodeado de olivos, se sitúa la iglesia parroquial (s. XVII) de tres naves separadas por pilares y arcos de medio punto, y cubiertas con bóvedas de cañón.
Los orígenes del monasterio de San Pedro de Montes se remontan al siglo VII. A finales del IX lo restaura San Genadio, consagrando su iglesia en el año 919. Durante el siglo XI, Montes se convierte en un poderoso cenobio, con propiedades en el Valle de Valdueza, el Bierzo, Cabrera, Valdeorras, etc. Es entonces, ya benedictino, cuando se restaura nuevamente el edificio, trabajo que todavía continuaba durante el abadiato de don Munio (1.165-1.169).
Después de la crisis que vive el mundo monástico en la Baja Edad Media, Montes se integra en la congregación benedictina de Valladolid. Hacia finales del siglo XVI completa la cerca monástica y después se fue poco a poco ampliando y enriqueciendo hasta la exclaustración.
A mediados del siglo XIX sufrió un horroroso incendio que precipitó la ruina del edificio abandonado.
La iglesia, que es lo que mejor se conserva del monasterio, mantiene básicamente la traza románica pero con los añadidos del s. XVIII. La planta es basilical, con tres naves rematadas en una triple cabecera con ábsides semicirculares, y un tramo cubierto por bóveda de cañón.
El templo tiene dos portadas, una occidental y otra meridional. La principal es la de los pies, de 1.756, encajonada entre la torre y el claustro.
La torre, a los pies del evangelio, se cubre por un chapitel de pizarra, y en su cuerpo alto, perforado por ventanas, se conservan algunos capiteles visigodos.
En su interior se guardan varios retablos, con imágenes de San Genadio, San Pedro y San Benito, así como una Virgen de la Güina del siglo XIII, que con la de Villanueva de Valdueza sube cada julio (el primer domingo) a la ermita de la Güina. Ambas procesiones son muy concurridas y los mozos se pelean y hasta pagan por llevar la imagen por aquellas empinadas trochas.
Al costado meridional de la iglesia se encuentran los restos del monasterio, cuyo cuerpo forma un rectángulo de 60 por 44 metros. Se conserva parte del llamado "Claustro de los arcos", pequeño, con cuatro arcos de medio punto por frente sobre columnas prismáticas cuadrangulares; así como un segundo claustro o patio al Este, algo mayor y de galerías cerradas, rodeado de edificaciones con sótanos abovedados y varios pisos.
En el extremo oriental del muro Norte se apoya un arco que sirvió de acueducto para el monasterio, abasteciéndose del agua de una fuente, llamada de los Chanos, cercana al pueblo.
Encima del monasterio se sitúa el pueblo con sus casas serranas mirando al mediodía. Al final, en el antiguo camino que baja al Oza, se encuentra la ermita de Santa Cruz, reconstruida en 1.723, sobre otra anterior del siglo X, que a su vez se construyó sobre una edificada en el siglo VII por Saturnino, un discípulo de San Valerio.
El edificio es de poco mérito, pero en su reconstrucción se usaron materiales anteriores, hasta el punto de convertirla en la más importante reliquia visigótica de toda la provincia.
Sobresalen los utilizados en la construcción de la ventana encima de la puerta: una loseta con una cruz griega con el alfa y la omega, varias inscripciones que aluden a la construcción de la ermita y otros restos.
Desde 1.834 hasta 1.974, en que se integró en el Ayuntamiento de Ponferrada, Valdueza constituyó un municipio con capital en San Esteban de Valdueza. En aquel año contaba todavía con 1.174 habitantes, hoy no sobrepasa los 500, repartidos en 11 núcleos, de los cuales tres están totalmente despoblados: Ferradillo, San Adrián y Santa Lucía.
Las inclemencias del clima, la pobreza de la tierra, las dificultades de comunicación (la carretera de Ponferrada a Peñalba, que cruza el valle, fue construida en 1.966), la atracción de Ponferrada, etc., son factores que han propiciado ese abandono.San Esteban de Valdueza, a orillas del Oza, es un pueblo señorial, con casonas blasonadas. En la iglesia parroquial se halla la Virgen de Folibar, imagen sedente de la Virgen con el niño, de estilo gótico inicial de finales del s. XIII que proviene de la ermita de Folibar, de la que se conserva la torre. Sus restos pueden verse al Este de San Esteban, siguiendo el camino de los Maragatos.
Peñalba, recientemente declarado Conjunto histórico Artístico Nacional, tiene a su entrada un Mirador en el que puede admirarse la cabecera del valle del Oza, aquí más amplio y cerrado por los altos farallones calizos que han dado nombre al pueblo.
 
Y tras ellos las elevadas cumbres de la Silla de la Yegua, Pico Tuerto y la Aguiana, todos por encima de los 2.000 m. Se trata de una zona de gran interés botánico y faunístico.
El pueblo, de caserío concentrado y típicas casas serranas, se asienta en la ladera, apiñándose en torno a la iglesia, auténtica joya del arte mozárabe
Es el único resto del monasterio fundado por San Genadio en el siglo X, y al que se retiraría cuando renunció al obispado de Astorga.
Durante tres siglos el monasterio mantuvo una intensa vida religiosa, algunos de cuyos abades alcanzarían el honos de los altares (Urbano, Fortis y Esteban), desapareciendo a mediados del siglo XII, pasando sus propiedades al obispado de Astorga.
La iglesia, al parecer construida en la primera mitad del siglo X por el abad Salomón, es de una sola nave con dos capillas o aposentos unidos a ella por arcos de Herradura.
Al exterior el edificio se muestra como un conjunto armónico de diferentes volúmenes, que enriquecen la aparente sencillez de la planta, en el que destacan el tejado de amplios aleros.
En reciente restauración se encontraron vestigios del monasterio y restos de pinturas murales.
En la parte norte hay un lucillo, del siglo XII, y en una de las jambas de la puerta una interesante inscripción. En el interior imágenes de San Genadio, Santiago, San Andrés y San Miguel del siglo XVI.
En un corto paseo en dirección a los farallones calizos que cierran el valle, puede llegarse hasta la cueva de San Genadio, sobre el río Silencio, en la que se supone que el santo vivió algunas temporadas como anacoreta. Está protegida por una reja abierta y aunque no hay otros restos es un buen mirador del valle.

inicio

 asLos Ancares Leoneses comparten con Galicia y Asturias paisaje, recursos y tradiciones. Su situación queda enmarcada en el cuadrante noroeste de la provincia leonesa, gozando de unas particularidades paisajísticas y tradicionales que convierten a esta zona en comarca para la típica visita ecoturista del verano. Su aislamiento geográfico y el amor al entorno que les alberga de sus habitantes han permitido que Los Ancares lleguen hasta nuestros días conservando una naturaleza plenamente virgen y unas costumbres que aún se mantienen ajenas a cualquier influencia exterior.
El tiempo se detuvo algún día en esta comarca y de hecho, se ralentiza aún más con los rigores invernales en que muchos de los pueblos que se diseminan por la zona, quedan aislados tras el manto blanco del bello elemento propio de la estación invernal.
 
asdfSu quebrado territorio está formado principalmente por los valles que conforman los ríos Burbia, Ancares y Cúa o Fornela. También pertenece a Los Ancares el pequeño y ya cantábrico valle de Balboay su superficiees de 67.280 Ha. La Reserva incluye en su territorio a 25 poblaciones agrupadas en cinco ayuntamientos: Balboa, Candín, Peranzanes, Vega de Espinareda y Villafranca del Bierzo.
Los puntos de acceso a la treintena de pueblos que configuran los Ancares son varios: Cacabelos, Villafranca del Bierzo, Vega de Espinareda y todos confluyen en la capital Berciana: Ponferrada.
Entre los años 70 y 80 los leoneses descubrieron Los Ancares. Les fascinaron los reportajes periodísticos que contaban que allí quedaban, todavía, aldeas sin luz, cabañas prehistóricas en las que convivían personas y animales, pueblos sin carreteras aislados en invierno por la nieve, tecnología agrícola barrida de Europa hace 200 años... y la montaña, los bosques autóctonos inmaculados, valles profundos y picos inaccesibles. Flora variada y fauna única en León: ciervos, rebecos e incluso osos. Nacía el mito de Los Ancares. Un destino turístico de ida y vuelta en el día si se quiere, pero que empuja a quedarse, siquiera un fin de semana. Un baño de naturaleza y antropología facilitado ahora por el asfalto, las señales y la incipiente hostelería.

PAISAJE Y VEGETACIÓN

Burbia, Ancares, Fornela y Balboa constituyen los valles principales por los cuales se disponen los pueblos al amparo de los macizos y ríos que configuran y delimitan la Sierra de Ancares. La litología de esta zona ha originado valles en forma de V y circos. Los montes de estos lugares han sufrido la vejez del tiempo traducida en sus cumbres redondeadas por azote continuo de nieves aguas y vientos a través de cientos o miles de años. Entre las montañas se abren paso los valles horadados por ríos o arroyos que han ensanchado el valle en su caminar para dejar pastizales de alta montaña o brañas, a veces ligeramente inclinados por la orografía del terreno y otras veces perfectamente planos formando pequeñas mesetas que permiten el pastoreo. Paralelamente se encuadran los castaños como elemento característico de estos lugares, aunque también existen bosques de acebo, abedul, avellano, capudre y los robles típicos que en muchas ocasiones, han sido desplazados por las manchas de pino de repoblación. Brezo, escobas, genistas, piornos, arándanos, gencianas, etc. pueblan también estos montes desforestados en muchos casos por la práctica habitual de incendios provocados para aprovechamiento de resiembra o carboneo por el cual se talaron grandes cantidades de arboleda. En la actualidad los incendios siguen siendo frecuentes y afectan al suelo además de las masas forestales. En 1963 se declaró a los Ancares como Reserva Nacional de Caza. Los rebecos desaparecidos en este área por las distintas presiones efectuadas sobre la zona se repoblaron.
Hoy pervive en su hábitat al igual que el urogallo, ave enigmática, con un comportamiento característico. Lobo, ciervo, gato montés, ardilla, águila culebrera, víbora de Seoane, o el oso gigante de nuestras montañas, y la nutria, casi un mito hoy difícil de ver en las aguas todavía limpias, o la gineta, conejo y perdices, constituyen elementos faunísticos propios de estas tierras. Además son abundantes el corzo y el jabalí
Los Picos de Peñarrubia (1.826 m.) Mostellar (1.924 m.) y el Cuíña (1987 m.) dividen por la parte más occidental la provincia con Lugo, siendo Suárbol, Campo del Agua y Balboa los pueblos que se encuentran igualmente más próximos a la provincia vecina por este lado. El Miravalles (1969 m.) limita ya con Asturias y en sus proximidades se encuentra Tejedo de Ancares. Peñalonga (1.890 m.), Cuerno Maldito (1.830 m.) o Tres Obispos (1.795 m.) que se inmiscuyen dentro de los montes que van delimitando los distintos valles.
Pallozas
 a
A pesar de ser especialmente conocidas las de Piornedo, las pallozas son típicas en toda la zona de los Ancares, su forma es circular o elíptica con paredes de piedra y techos de paja, si bien la planta y la distribución pueden presentar variaciones de unas aldeas otras. Hay que tener presente que el diseño de estas construcciones es ante todo funcional con un objetivo claro: mantener el calor en el interior durante los frios inviernos de los Ancares, lo que se logra tanto mediante elementos constructivos como las gruesas paredes de piedra o las pequeñas y escasas ventanas como gracias al calor generado por el fuego de la "lareira" (verdadero centro de la vida en la casa) y por las propias vacas que también vivían bajo el mismo techo.

 Como llegar
Viniendo desde Madrid por la Nacional VI, tomar el desvío a la derecha en Ambasmestas, en Doiras seguir a la derecha en dirección Piornedo, a 12 km, en Degrada se puede apartar hacia el Albergue (punto de partida para las rutas de Tres Obispos y Cabanavella) o seguir hasta Piornedo para emprender la subida al Mustallar.
Viniendo desde puntos de Galicia, tomar en Becerreá el desvío ya señalizado hacia Ancares, a 7 km en el cruce de Liber se puede torcer a la derecha para seguir hacia Doiras (ver ruta anterior), o seguir y, un poco más adelante(200 m) coger un desvío a la derecha que sube por Cervantes y que nos dejará en Degrada, desde donde podremos subir al Albergue del Club Ancares o seguir hasta Piornedo.

 Alojamientos
Ayuntamiento de Candín. Tlf.: 987 56 42 04
Albergue Candín (30 plazas). Tlf.: 987 56 42 42
Albergue Balouta (24 plazas). Tlf.: 987 56 42 30
Centro de Turismo Rural "Valle de Ancares" (16 plazas) en Pereda de Ancares. Tlf.: 987 56 42 84
Camping de 2ª C. (40-50 plazas).
HR Ancares. Tlf.: 987 56 37 71
Picos Albos. Compañía de Rutas y Aventuras de Ancares. Tlf.: 987 41 32 80
Central Casa Ana. Sésamo. Tlf.: 987 56 85 19
Casa Saturnina. Sésamo. Tlf.: 987 56 48 56
Casa Adonina. Villar de Otero. Tlf.: 987 55 01 43
El Desván. Villar de Otero. Tlf.: 987 68 98 96
Casa El Loceo. Pereda de Ancares. Tlf.: 987 56 42 84
 

  VALLE DE ANCARES
Dirección: Pereda de Ancares Tfno.: 987 564 284
Nº de habitaciones: Centro de turismo rural con 9 habitaciones dobles con baño.
Precios según temporada: habitación doble 43 euros.
Desayunos: 3,5 eutos Servicio de comidas: Comida 11 euros, cena 10,5 euros.
Otros: Casa de labriegos con cafetería y comedor. Excursiones por los Ancares y el Bierzo

  PEREDA DE ANCARES
D. Serafín Gerardo Ovalle Cachón 987 564 284
Centro de turismo rural en una antigua casa de labranza rehabilitada respetando las características arquitectónicas, en el centro de un pequeño pueblo de Ancares. Servicio de restaurante. Pensión completa. Cuenta con 8 habitaciones dobles y 1 habitación triple.

 

inicio