CATEDRAL DE LEON
CASA BOTINES
SAN ISIDORO
11
ISIDORO
CASTILLO DE ALIJA
 CATEDRAL DE ASTORGA
COLEGIATA DE ARBÁS  
PALACIO DE GAUDI
CASTILLO PONFERRADA
PUENTE ROMANO MOLINASECA
LAS MEDULAS
CASTRILLO DE LOS POLVAZARES
PEÑALVA DE SANTIAGO
CANDANEDO DE BOÑAR
 PEÑACORADA
 MOLINASECA
 PUENTE DE VALDELUGUEROS
 SOTO DE SAJAMBRE
 VEGAMIAN
VALLE DE VALDEORRAS
CASAS RUSTICAS
VALLE DEL SILENCIO
GARGANTA DEL CARES
 LAGO TRUCHILLAS
EMBALSE DE RIAÑO
Castillo de Alija del Infantado: :

El Castillo-Palacio de Alija del Infantado es una construcción perteneciente al linaje del Infantado que data de la segunda mitad del siglo XV o principios del XVI (según autores). Es de planta cuadrada, flanqueado por dos espacios cúbicos y en la muralla se elevan dos pequeñas torres. Dentro del recinto se encuentra el Palacio privado de los Ponces, cuya construcción primitiva se remonta al siglo XIII.

 

 

Castillo de Corullón:
El castillo era del siglo XV de apreciable factura, hasta el punto de copiar su torre para reproducirla en la Toscana (Italia). Hoy se conservan el torreón y los restos de alrededor que formaban el recinto cuadrangular de la villa.
Lo mejor conservado es la torre del homenaje, construida sobre los restos de una torre anterior. Encima de su puerta de ingresos aparecen dos escudos de armas que señalan, uno de ellos la casa de los Osorio y el otro el de los Valcarce. Es una torre cuadrada de tres pisos separados por impostas, con almenas, modillones, ladronera y restos de una extensa nave de tres cuerpos. Su construcción es seguramente de principios del siglo XV y perteneció a los Alvarez Osorio hasta el 1482 pasando después a manos de los Alvarez de Toledo. Don Pedro Alvarez de Toledo era Marqués de Villafranca y virrey de Nápoles, casado con Doña Elvira de Mendoza envió a su hija Doña María de Toledo con su tía y hermana de él a Villafranca donde la ilustre señora se convirtió en religiosa y fundó el convento de la Anunciada, siendo la primera Abadesa. El Castillo pertenece en la actualidad a los descendientes de los Marqueses de Villafranca, quienes lo restauraron hace unos
años.

Castillo de Coyanza:

El castillo fue construido en el siglo XV por los Acuña, Condes de Valencia, en un castro de la Edad de Hierro, y sobre las ruinas una fortaleza anterior, destruida por Almanzor en el 996. Flanqueado por torreones que parecen torres y enmascaran la torre del homenaje, adornada en sus esquinas y frentes por torrecillas circulares y con decoración gótica en una de sus ventanas.
En este castillo se celebró el Concilio de Coyanza en el 1050. La antigua Coyanza fue poblada y fortificada por Fernando II de León en la segunda mitad del siglo XII.

 

 

Castillo de Laguna de Negrillos:
:Puede datarse en el siglo XIII, aunque lo que puede verse actualmente es la reconstrucción realizada en el siglo XV por Don Diego Fernández de Quiñónes y doña María de Toledo, padres de don Suero de Quiñónes, que la usaban como residencia temporal.
Descripción.

La fortaleza de Laguna de Negrillos poseía adarves, saeteras, torres de flanqueo, letrinas, y varios cubos además de la torre del homenaje. La torre del homenaje es de base cuadrangular, y destaca por su rectitud, Posee cinco plantas y almenas en la parte superior, puertas de arco agudo y ventanas de arco redondo.Se encuentra en estado de ruina progresiva

 

Castillo de los Templarios:

EnS su origen fue un castro y, más tarde, una ciudadela romana. A principios del siglo XII, los templarios toman posesión de la fortaleza reforzándola y ampliándola para servir como palacio habitable y como protección, al paso de los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela. El edificio tiene planta cuadrada irregular y en él destaca, sobre todo, la entrada, que se realiza cruzando el foso sobre un puente levadizo y, más adelante, dos grandes torreones con almenas unidos por un arco. Sus doce torres originales reproducían las formas de las constelaciones.

 

 

Castillo de Quintana del Marco: El castillo fue construido en el siglo XV por Diego Fernández de Quiñones, conde de Luna.

El torreón que se mantiene en pie hacía las funciones de torre del homenaje del castillo y tiene planta cuadrada y 12 m. de altura. Está rodeado por viviendas, aunque sobresale por encima de ellas. En su parte superior presenta un torreón interno y la primitiva puerta de entrada se encuentra a media altura. Su fábrica es de mampostería y presenta un ventanal geminado con parteluz, además de tres ladroneras en cada lado de su zona más elevada. La torre del homenaje está bien conservada. El resto se encuentra en ruinas.es de propiedad particular, se usa como vivienda y esta en venta.
Castillo de Villanueva de Jamuz: El castillue construído por Diego Fernández de Quiñones y su mujer María de Toledo, de la Casa de los Luna, familia de gran poder e influencia.

Fue la residencia del conocido caballero Don Suero de Quiñones quien protagonizó el episodio histórico del “Paso Honroso”. Suero de Quiñones organizó un torneo medieval en el que tendrían que participar todos los caballeros que psaran por el punete del Hospital de Órbigo. Si no accedían a participar tendrían que dejar un guante en señal de cobardía y atravesar el río.En 1496 los Reyes Católicos confiscan a Diego de Quiñones la fortaleza por ciertos desafueros que hizo a un criado del obispo de Astorga. Al año siguiente, solucionado el conflicto con el obispo, los Reyes Católicos ordenan su restitución.

Se compone de un recinto protector externo y del cuerpo central con la torre de homenaje dividida en cuatro plantas, las primeras eran estancias para los señores y cámaras de reposo, mientras que las superiores eran destinadas a los criados, que accedían a ellas por escaleras de mano. También dispone de alguna tronera artillera y se caracteriza por sus cubos circulares, de mampostería y balcones.

 

El Palacio de Toral de los Guzmanes:

Joya de la tradición constructiva tapial, fue levantado en el siglo XIII. Fueron sus señores don Juan Ramírez de Guzmán, alcalde de la ciudad de León y su mujer, Doña María García de Toledo.
De planta cuadrada con torreones en los ángulos, de los que hoy se han recuperado tres, y hasta hace poco, un foso alrededor. Destacan el conjunto heráldico en una de sus puertas de acceso y el patio del Siglo XVI de su interior.
En el libro de "Los Limosneros" se alude a la pernoctación que hicieron los Reyes Católicos del 15 al 17 de Agosto de 1487. Durante las Comunidades Ramiro Núñez de Guzmán será Comunero y acabada la revuelta huye a Portugal. Ordenando entonces la Corona, en 1521, que se tome y derribe, pero su mujer opuso una heroica resistencia a las tropas reales consiguiendo que no se derribase.
La primera mención del castillo-palacio es de 1393 y los escudos que se conservan sobre la puerta son de Pedro Núñez de Guzmán y de su esposa Elvira de Bazán.

 

 


Castillo de Cornatel :

Aún con unos posibles antecedentes de la Plena Edad Media que lo identifican con el castillo de Urvel, y que tendrían que ser corroborados y precisados, la mayor parte de las estructuras del actual castillo de Cornatel se comprenden entre los ss. XIV y XV, durante la posesión señorial. La evolución del castillo y, a la vez, el transcurrir de la historia comarcal, a lo largo de esos dos siglos bajomedievales, sería la siguiente:
En el año de 1388, un primer Pedro Álvarez Osorio recibe de Juan I de Castilla los señoríos de la Cabrera y Ribera, con los castillos de Peñarramiro, Peñavellosa, Serracín y Comatel. Poco después (1394), Pedro Enríquez, que estaba casado con Isabel de Castro, una descendiente del linaje de los Castro, recibió las villas de Ponferrada y Villafranca, que así volvieron a quedar asociadas a uno de los más importantes linajes de la nobleza gallega —la rama gallega del linaje de los Castro fueron los poseedores del castillo de Ponferrada entre 1340 y 1374—. A la muerte de Pedro Enríquez, sucedida en 1400, heredó su hijo Fadrique, duque de Arjona, que además era también señor de Lemos, Trastámara, Sarriá, Ponferrada y Villafranca.

 

Castillo de Grajal :
Es una construcción militar del XVI situada en esta localidad leonesa, sobre los restos de otro castillo anterior del siglo X. Se le considera el primer castillo artillero en España. Es un impresionante edificio diseñado por el arquitecto Lorenzo de Aldonza, llevada a cabo entre los años 1517 y 1521, por orden de Hernando de Vega, y finalizado por su hijo, Juan de Vega, primer conde de Grajal de Campos. Tiene planta cuadrangular con 4 torreones donde se emplazaban los cañones de mayor calibre. Está construido sobre un pronunciado talud. Fue declarado Monumento Nacional el 3 de junio de 1931.

El castillo fue rellenado de tierra, y a pesar de su excelente estado de conservación no ha sido restaurado.