LA FRAGUA DE VULCANO

La decoración exterior del local es muy llamativa ya que cuenta con un gran número de mosaicos creados con azulejos y que le dan un aspecto de típica tasca madrileña de principios del S.XX. Por el medio de esta zona de mosaicos, podemos ver un gran número de pizarras en donde se muestran las diferentes raciones con sus precios que se pueden degustar en el interior.
El interior es más de lo mismo, un gran número de mosaicos de azulejos que muestran una especie de carteles acerca de marcas de productos que ya no hay a la venta como pueden ser de aceites, vinos,… Puede que se trate de una decoración muy cargante pero, gracias a lo bien colocada que se encuentra y lo bien pensada que está, hace que sea de lo más atractiva y agradable. A todo esto, se le une un diseño de mobiliario de lo más rústico que hace asemejarse a esas tabernas que solo se pueden encontrar por estas calles del Madrid antiguo y que tan sugerentes y atractivas son para todo el mundo.

No merece la pena

http://fraguadevulcano.com/



Volver a Tascas