Torres del Rio Logroño
5:41:13

Duración

22.01

Distancia

15:30

Paso

1689

Calorías (kcal)

El día 1 de Octubre nos hemos levantado a las 7 pues deseabamos llegar pronto a Logroño, hemos desayunado y empezado a andar a las 7.30 todavía de noche y lloviendo, , aunque a la media hora dejó de llover (como dato curioso señalar que nada mas salir había 4 gitanos con guitarra cantando bajo la lluvia).

En Viana hay mucho que ver. Como cabeza de comarca, esta ciudad jacobea cuenta con un buen puñado de monumentos que bien merecen una parada. El más imponente es la Iglesia de Santa María de la Asunción (Dirección: C/ Rua Santa María), una de las mejores representaciones del gótico tardío de Navarra aunque su punto de interés más destacado es su espectacular portada renacentista. Justo enfrente, con una bonita fachada porticada, se encuentra el Ayuntamiento. La Iglesia de San Pedro (Dirección: C/ Navarro Villoslada) fue una de las primeras grandes construcciones de la ciudad. Su gótico primitivo (siglo XIII) es su principal carta de presentación aun que también destacan añadidos barrocos. Lamentablemente, sufrió muchos daños durante las guerras carlistas del siglo XIX y hoy está en estado de ruina. Más vinculado con el Camino está el Hospital de Peregrinos de Nuestra Señora de Gracia, del siglo XV. Al norte de las murallas (C/ Serapio Urra) se encuentra el Convento de San Francisco.

Ya en Logroño, la oferta se amplía de manera exponencial. Ya la entrada a la ciudad, que se hace a través del imponente Puente de Piedra (medieval), da una idea de la riqueza patrimonial de la capital riojana. El camino transita por el casco histórico a través de la Rúa Vieja. En la Plaza de la Oca (otra vez vuelven a surgir símbolos templarios) se encuentra la Iglesia de Santiago El Real, íntimamente vinculada a los peregrinos. El edificio más notable de la ciudad es la Concatedral de Santa María la Redonda . A pocos kilómetros del centro se encuentra el barrio de Varea, núcleo fundacional de la propia Logroño en época romana. Las ruinas de la antigua villa imperial bien merecen una visita. Otro atractivo de Logroño es tapear en la Calle Laurel.

 

 

Iglesia Viana
Calle Laurel
Logroño
Viana
Calle Estafeta en Logroño